Necesitamos pedirlo y con muchas ganas

Muchos lo han comparado con la lámpara de aladino. Tratandose de frotarla y pedir un deseo. Nuestro cerebro reacciona cuando pides lo que quieres. ¿Quieres lograr algo? ¿Quieres tener éxito? Pídelo y se concederá.

Pedir es lo mas sencillo del mundo. Si quieres tener paz, tranquilidad o incluso dinero solo tienes que pedirlo en tu mente y se te concede.

Si es así de sencillo entonces ¿Por qué muchos no lo hacen? ¿Por qué no lo piden?

Si estás pidiendo ayuda a otras personas lo primero que pasa es el miedo. ¿Miedo a qué? A lo que dirán, miedo a que te digan que no, miedo a que te estés rebajando.

Igual que tú estás pensando que quieres y darías todo por ayudar a los demás, así existen mucho. ¡Cuánto alivio sientes cuando ves que lo que haces por alguien tiene resultado! Se siente bien hacer un favor y que dijan “Oh muchas, muchas gracias”.

Pues así es, ahora es tu turno de pedir y dar la oportunidad a que otra gente te ayude. Está en el ser humano. Los ricos y muchos quieren ayudar pero simplemente no hay gente alrededor que pide.

Está en la biblia “Toca y se te abrirá“. Si quieres éxito tienes que tocar la puerta para que te abran.

Hace poco leí un libro de una persona que vendía aseguranzas, es una persona exitosa en estos tiempos pero empezó de cero. Y seguido contaba que en sus principios había muchas veces en la que había hasta 5 rechazos.

Por lo regular las personas por el miedo se ván al primer rechazo. Hay que dejar el miedo atrás- Es momento de pedirle al genio nuestros deseos.

Una técnica es llegar a la tercera. Pide una vez, pide dos veces, y luego una tercera. Despues de ahí en adelante las probabilidades de adquirir lo que deseas son mas altas.

Necesitamos pedirlo y que sea desde adentro de nuestro corazón y se convierte. Descarga este PDF-.